QA
,

Este 2018 sin duda fue el año de las fallas de seguridad en el rubro bancario, errores garrafales en donde incluso pudimos ver cómo un reconocido banco perteneciente al rubro del retail incurrió en una falta grave, al punto de permitir que sus clientes pudieran acceder a sus cuentas e información personal sin la necesidad de registrar una contraseña, teniendo la facultad de ingresar a la plataforma, únicamente digitando su Rut.

Errores como este, dejan en evidencia la importancia de aplicar e implementar, de manera correcta y eficaz, procesos de Quality Assurance, ya que incidentes de esta categoría no solo atentan contra la seguridad de un sistema, sino que también afectan la imagen y reputación de una compañía.

No obstante, ¿qué entendemos por Quality Assurance (en adelante QA)? y más importante aún, ¿por qué las empresas deberían invertir en ello?

¿Qué es QA?

Por sus iniciales en inglés, el aseguramiento de calidad consiste en garantizar la calidad de los procesos de desarrollo de un software como parte del flujo de trabajo en el área TI de una empresa, consolidándose como una medida preventiva que permite detectar, de forma temprana, aquellos errores generados durante el proceso de desarrollo de un producto.

Estos errores son detectados mediante el diseño personalizado de pruebas y metodologías que permiten asegurar la excelencia en los resultados para cada una de las entregas establecidas a lo largo del proyecto, evitando así la liberación de entregables que aún no han sido probados y certificados en ambientes pre-productivos, aportando al cliente (interno y externo), absoluta confianza respecto al cumplimiento satisfactorio de las exigencias de calidad.

Para llevar a cabo esta tarea, se hace necesario definir estándares de calidad, fomentando el uso de buenas prácticas para cada área involucrada en el proceso. En este contexto, una de las prácticas que se recomienda utilizar es la Integración continua, ejercicio que se realiza cuando los miembros del equipo de desarrollo integran su trabajo (al menos una vez al día), verificando por medio de la ejecución de un build automático (que incluye la ejecución de pruebas automatizadas, funcionales y no funcionales), la detección de errores en ambientes pre-productivos.

Entonces… ¿por qué invertir tiempo en QA?

Como puedes ver, es fundamental tomar conciencia sobre la importancia de realizar distintos tipos de pruebas durante el desarrollo de un producto, asegurando el cumplimiento de los estándares de calidad establecidos para cada proceso y/o tarea y de este modo cumplir con la promesa de calidad que se ofrece a los clientes.

En definitiva, considerar QA como parte del flujo de trabajo es fundamental para:

  1. Establecer acciones que permitan detectar errores de manera anticipada, previniendo que estos problemas sean traspasados a ambientes productivos, en los que el impacto hacia los usuarios finales puede volverse crítico, agregando valor.
  2. Prevenir el aumento en los costos de producción de un software, disminuyendo su tasa de incidencias, defectos e incluso anticipándose a futuros problemas a nivel de infraestructura.
  3. Informar, reportar y verificar la detección de errores y fallas, para posteriormente divulgar posibles soluciones que permitan asegurar el adecuado funcionamiento de un software.

QA aporta a las organizaciones yendo más allá de la detección de errores, demostrando un apropiado manejo y comprensión sobre aquello que es correcto (y lo que no), guiando el proceso de construcción en el camino correcto.

Escribe un comentario