top of page

Optimice la relación con los especialistas TI que su negocio requiere. Constituya células ágiles, externalice, reclute perfiles tradicionales e hiperespecializados. Gestione, capacite y fidelice de la manera más eficiente y especializada que el mercado le puede ofrecer.

Transformación 4.0: oportunidades y retos de una nueva revolución industrial



Las corrientes de la Cuarta Revolución Industrial, también conocida como Industria 4.0, están dejando una marca indeleble en diversas industrias, impulsando una transformación digital que redefine la forma en que operan y se relacionan con sus clientes. Este fenómeno se manifiesta en un amplio espectro de sectores, desencadenando la adopción de tecnologías avanzadas como inteligencia artificial, aprendizaje automático, robótica, realidad virtual y blockchain.


En el contexto empresarial actual, el desconocimiento de estas transformaciones y las oportunidades que ofrece la Industria 4.0 podría resultar en una pérdida de relevancia en el mercado. Para aquellas compañías que buscan mantener su competitividad, la acción crucial consiste en identificar estrategias y recursos que se alineen con sus requisitos y capacidades financieras, independientemente de la industria a la que pertenezcan.


¿Qué implica la Industria 4.0?


La Industria 4.0 representa la integración de tecnologías digitales en diversos sectores para crear entornos de trabajo inteligentes. En ámbitos como la migración a la nube, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, la robótica, la realidad virtual y el blockchain, estas tecnologías ofrecen oportunidades para optimizar operaciones y potenciar la innovación en diferentes contextos empresariales.


Internet de las cosas y migración a la nube: El engranaje esencial de la Industria 4.0 radica en la convergencia del Internet de las cosas (IoT) y la computación en la nube. El IoT se distingue por la interconexión de dispositivos, generando no solo mejoras en las operaciones internas, sino también desbloqueando un potencial extraordinario a través del almacenamiento de datos en la nube. Este entorno compartido no solo permite la optimización de equipos y operaciones al aprender de experiencias compartidas, sino que también democratiza el acceso a tecnologías avanzadas.


Inteligencia Artificial (IA): La automatización de tareas, el análisis de datos y la toma de decisiones son aplicaciones clave de la IA en diversos sectores, desde la detección de fraudes en la banca hasta la personalización de ofertas y recomendaciones en el mercado del consumo masivo.


Aprendizaje Automático o Machine Learning: Utilizado para mejorar la precisión de modelos de riesgo, prever comportamientos de clientes y optimizar inversiones, el aprendizaje automático encuentra aplicaciones en una variedad de contextos empresariales.


Robótica: La robótica desempeña roles cruciales en tareas repetitivas y peligrosas, desde procesamiento de transacciones, recolección y entrega de productos, hasta la seguridad de personal en entornos riesgosos, como por ejemplo en la industria minera.


Realidad Virtual (VR) y Realidad Aumentada (AR): Se emplean para crear experiencias inmersivas, ya sea para capacitar a empleados, proporcionar asesoramiento financiero o desarrollar nuevos productos y servicios.


Blockchain: La tecnología de blockchain, al permitir transacciones seguras y transparentes, reduce costos, mejora la seguridad y agiliza procesos en diferentes industrias. Por ejemplo en la industria manufacturera, un sistema conectado podría adaptarse proactivamente a diversas realidades y modificar las prioridades de fabricación.


Impacto de la Transformación 4.0


La transición hacia la Industria 4.0 impacta la eficiencia, productividad y experiencia del cliente en diferentes sectores. Estas tecnologías automatizan tareas y procesos, permitiendo que los empleados se centren en labores más complejas y estratégicas. La mejora en la experiencia del cliente es otra faceta esencial, con la IA proporcionando recomendaciones personalizadas y la realidad virtual creando experiencias inmersivas.


Además, la Industria 4.0 abre nuevos horizontes al posibilitar la entrada a mercados previamente inexplorados. La adopción de tecnologías como la blockchain facilita la oferta de servicios a aquellos sin acceso a soluciones tradicionales, y la IA impulsa el desarrollo de productos y servicios adaptados a diversas necesidades, ampliando así el alcance y la relevancia en la era digital.


Un aspecto importante en este contexto radica en la capacidad de almacenar, gestionar y analizar los datos que estas mismas tecnologías permiten recopilar. Aquí surge un concepto interesante mencionado por Gartner como una de las tendencias tecnológicas de este año: Observabilidad Aplicada.


Se trata de la utilización de datos observables para tomar decisiones empresariales informadas, los cuales se recopilan de sistemas, aplicaciones y entornos. Estos datos pueden incluir métricas, eventos, registros y rastreos. La Observabilidad Aplicada se basa en tres principios fundamentales:


Integración: Los datos observables deben estar integrados de manera que puedan analizarse de forma holística.


Visibilidad: Los datos observables deben ser visibles para los usuarios relevantes en el momento adecuado.


Contextualización: Los datos observables deben proporcionar contexto para que los usuarios puedan tomar decisiones informadas.


Asimismo, la Observabilidad Aplicada puede ayudar a las organizaciones a identificar y resolver problemas de forma más rápida y eficiente, comprender mejor el comportamiento de los clientes, proporcionar una mejor experiencia, identificar y mitigar riesgos potenciales, entre otras ventajas. De hecho, Gartner también aclara que para el 2026, el 70% de las organizaciones que hayan hecho de la observabilidad una de sus herramientas principales, habrán logrado una mayor ventaja gracias a sus procesos de negocio y TI.


Principales retos (y vicios) de la era 4.0


Como hemos visto, esta transformación está teniendo un impacto significativo en la forma en que operan las industrias. Está impulsando la eficiencia y la productividad, mejorando la experiencia del cliente y abriendo nuevos mercados.


Sin embargo, la Industria 4.0 también plantea una serie de retos, los cuales deben ser abordados para aprovechar las oportunidades que ofrece esta revolución digital.


Estas tecnologías generan gran cantidad de información sensible, como datos financieros, datos de clientes y datos de operaciones. Estos son un objetivo atractivo para los ciberdelincuentes, que pueden utilizarlos para cometer fraude, robos (dinero o sencillamente bases de datos) o chantaje.


De hecho, un estudio de IDC, señala que la inversión en este aspecto llegará a los 300 mil millones de dólares en 2026, todo con el fin de evitar pérdidas financieras y el costo de recuperar datos filtrados. Sin mencionar las consecuencias que puede traer por sanciones regulatorias y la pérdida de confianza de los clientes.


Por otra parte, la industria 4.0 también promueve otro tipo de transformaciones. La velocidad en el desarrollo de la tecnología puede dejar atrás con mucha facilidad a aquellos equipos que no están a la altura de los desafíos. Esto puede representar una piedra de tope para aquellas entidades que no logren armar áreas que impulsen la competitividad con talento TI.


Si bien se prevé que 85 millones de puestos de trabajo podrían verse desplazados por la automatización, según un informe del Foro Económico Mundial, surgirán otros 97 millones de nuevos empleos que permitan llevar adelante la transformación digital sólo en la industria manufacturera, lo cual se proyecta en distintas dimensiones a otras áreas de la producción.


Aquí es donde entran en juego partners estratégicos que logren aportar tecnología y conocimientos, reclutando a profesionales capacitados para cumplir con los exigentes objetivos de esta nueva revolución industrial, pero que también representan un apoyo en cuanto a la transformación digital


3IT se presenta como un aliado estratégico clave en la transformación digital, ofreciendo servicios integrales que abarcan desde el desarrollo y mantenimiento de tecnologías hasta la migración y optimización de aplicaciones en la nube.


Nuestro enfoque ágil y personalizado se refleja en equipos de desarrollo, staff management, y metodologías adaptadas a la cultura de cada empresa, diseñando estrategias de digitalización que incluyen inteligencia artificial, soporte y continuidad de canales digitales, impulsando de manera integral la evolución digital de nuestros clientes.


¿Quieres saber un poco más de este servicio fundamental para enfrentar la transformación 4.0? Encuentra toda la información y contáctanos aquí.


Comments


¡Hola!

¿Cómo podemos ayudarte?

Conversemos

__
bottom of page